32

Aunque la memoria intente llenar el espacio que alguna vez tu cuerpo ocupó, ambos sabemos que ahí sólo flotan en una atmósfera de elementos enrarecidos, partículas diminutas de polvo sometidas a la penumbra, tan sólo perceptibles cuando la luz del día atraviesa el vidrio de la ventana. Tu existencia esta en otra parte.

Luis Panini

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s